Agujas de bordar para unos resultados perfectos

¿Se ha tenido que pelear alguna vez con roturas de hilo, puntadas perdidas, hilos enmarañados, arrugas, daños en la tela o unos resultados de bordado irregulares? Si es así, puede que la aguja de bordar elegida no fuera la correcta. En Madeira le ayudamos a encontrar la aguja adecuada según sus necesidades específicas y le proporcionamos información y consejos muy útiles para conseguir siempre los mejores resultados de bordado.

¿Cómo encuentro la aguja adecuada para mi tela?

Para seleccionar la aguja adecuada hay que tener en cuenta la prenda que se desea bordar, el grosor del material, el hilo y el tamaño del bordado.

 

Las agujas para máquinas de bordar de un solo cabezal o multicabezal se diferencian por:

  1. la punta de la aguja
  2. el grosor de la aguja
  3. el sistema de agujas (vástago plano o redondo)

Seleccionar la aguja adecuada no solo reduce la cantidad de trabajo y aumenta la productividad, sino que también permite ahorrar dinero. Descubra nuestras agujas de bordar de alta calidad y tecnología avanzada, diseñadas para conseguir los mejores resultados de bordado.

La ciencia de los materiales: ¿tejido o punto?

El tipo de material que se desea bordar es un factor decisivo a la hora de elegir la aguja adecuada. Dentro de las muchas clases existentes, se realiza una distinción básica entre tejidos y género de punto:

Tejidos

El tejido se consigue entrelazando hilos en dirección vertical y horizontal. Suele presentar una geometría estable y una superficie cerrada.

Género de punto

El género de punto se consigue formando y entrelazando mallas con diferentes hilos. Suele ser bastante flexible y elástico y presenta una superficie más suelta y abierta.

¿Qué tiene que ver el tipo de tela con la aguja de bordar?

Para evitar dañar la tela y también el bordado, los hilos y las puntadas tienen que estar lo más separados posible cuando entra la aguja.

Para ello, cuando se realizan bordados se suelen utilizar las llamadas "cloth points", es decir, agujas de punta redondeada o punta de bola. Para facilitar la lectura utilizaremos aquí el término "punta redondeada". Estas puntas presentan distintas formas y grosores. Las puntas redondeadas de bola pequeña desplazan menos tela que las puntas redondeadas de bola grande.


Así, por ejemplo, si el tejido está muy apretado, elegir la aguja incorrecta puede arrugar o agujerear rápidamente el material. En este caso, lo mejor es utilizar una aguja que sea lo más "puntiaguda" posible, como por ejemplo una de punta redondeada de bola pequeña (RG), para que penetre fácilmente en el tejido.

 

Por el contrario, si se va a bordar un tejido suelto y elástico, lo mejor es utilizar una aguja de punta ligeramente redondeada, es decir, una punta de bola fina/mediana (FFG), que desplaza los distintos hilos sin perforarlos.

La punta de bola fina/mediana (FFG) también se puede utilizar para géneros de punto muy tupidos.

El tejido de malla gruesa, también conocido como "género de punto", se utiliza para chaquetas y gorras de punto, las cuales se suelen embellecer con emblemas bordados. Si desea aplicar el bordado directamente, le recomendamos una aguja de punta redondeada grande o de bola mediana/grande (FG).

La regla de oro:

Cuanto más estable y cerrada sea la superficie, más pequeña tiene que ser la punta redondeada. Cuanto más flexible y abierta sea la superficie, más grande tiene que ser la punta redondeada.

1. Todos los tipos de aguja de un vistazo

Resumen: del tejido a la punta de la aguja

2. El grosor de aguja adecuado para unos resultados perfectos

Además del tipo de punta, para garantizar la calidad del bordado final es también fundamental tener en cuenta el grosor de la aguja. El tamaño del bordado, el hilo y la densidad del material determinan el grosor que debe tener la aguja. Cuanto más fina sea la tela y más pequeño y complejo el diseño a bordar, más fina tiene que ser la aguja.

La información sobre el grosor se representa de forma métrica en una escala de 1/100. Esto significa que una aguja con un grosor 65 mide 0,65 mm de diámetro en su punto más grueso. Las agujas de grosor 65 a 75 suelen ser agujas todoterreno válidas para múltiples aplicaciones, por lo que suelen constituir una solución universal.

 

Descargue hoy mismo nuestra guía de selección de agujas para ver todos los tipos existentes y obtener consejos sobre los mejores grosores y sistemas de agujas para toda la gama de hilos Madeira.

Descargar el selector de agujas

3. Dos sistemas de agujas entre los que elegir

La elección del sistema de agujas dependerá de la máquina de bordar que utilice. Cabe diferenciar en este contexto entre dos sistemas principales: las agujas de vástago plano y las de vástago redondo. Si no está seguro/a de cuál es el mejor sistema para su máquina de bordar, póngase en contacto con el fabricante de su máquina.

Sistema de agujas DBxK5

Las agujas DBxK5 de vástago redondo son altamente resistentes y están específicamente diseñadas para máquinas de bordar industriales de uno o varios cabezales.

Sistema de agujas 130/705 H

Las agujas 130/705 H de vástago plano presentan un fácil manejo y son especialmente idóneas para máquinas de bordar unicabezal de Brother PR semiprofesionales.

Find the right needle, suitable threads and other accessories in our shop

Trucos y consejos para conseguir los mejores bordados

Cómo colocar la aguja

Colocar la aguja correctamente es muy importante. En este sentido, puede ser de ayuda colocar un imán en la punta de la aguja. Encontrará una muesca orientativa para ello en la aguja. Esta muesca tiene que mirar hacia delante ligeramente girada 5 grados a la derecha para que el garfio pueda agarrar correctamente el hilo.

Sustitución de agujas dañadas

Las agujas de bordar se tienen que cambiar cada 8 horas de trabajo aproximadamente. El desgaste excesivo de la aguja puede provocar daños en el material y roturas del hilo. Las agujas para aplicaciones especiales pueden utilizarse durante más tiempo gracias a su recubrimiento especial.

Agujas para aplicaciones especiales (SAN®)

Las agujas SAN® (agujas para aplicaciones especiales) son especialmente resistentes y, por tanto, no se tienen que cambiar tan a menudo como las agujas estándar. Nuestra gama de agujas SAN® para máquinas de bordar comprende el modelo SAN1® de Groz-Beckert (una aguja con una geometría particularmente resistente para materiales de espuma y bordado de gorras) y el modelo SAN8® (con un ojo de aguja agrandado). El recubrimiento especial de nitruro de titanio (GEBEDUR®) ofrece una mayor durabilidad y una protección incrementada de la punta.Las agujas SAN® (agujas para aplicaciones especiales) son especialmente resistentes y, por tanto, no se tienen que cambiar tan a menudo como las agujas estándar. Nuestra gama de agujas SAN® para máquinas de bordar comprende el modelo SAN1® de Groz-Beckert (una aguja con una geometría particularmente resistente para materiales de espuma y bordado de gorras) y el modelo SAN8® (con un ojo de aguja agrandado). El recubrimiento especial de nitruro de titanio (GEBEDUR®) ofrece una mayor durabilidad y una protección incrementada de la punta.

Consejos para bordar gorras

Los grosores de aguja indicados para los distintos hilos y grosores de material pueden variar en el caso de los bordados en gorras. En todo caso, no utilice la aguja más fina recomendada, sino el grosor siguiente o incluso dos grosores más. En caso necesario, solicite información más detallada al proveedor de su máquina. En estos casos también recomendamos el modelo SAN 1.

¿Alguna pregunta más?

Consulte nuestra sección de preguntas frecuentes (FAQ) para ver más trucos y consejos y obtener respuesta a todas sus preguntas sobre el mundo de los bordados.

 

FAQ