Fundada en 1919 en Friburgo, Alemania, con el nombre Burkhardt & Schmidt Garnfabrik, la empresa se labró rápidamente un nombre como fabricante de hilos de bordar de alta calidad. La razón de aquel éxito inmediato fue la combinación perfecta entre tradición y capacidad de innovación por parte de sus fundadores.
En 1975, Burkhardt & Schmidt Garnfabrik pasó a llamarse MADEIRA. Si hasta entonces la estrategia de ventas se había orientado principalmente al mercado nacional, en los años siguientes la empresa experimentó un creciente proceso de globalización. En los últimos años se han realizado grandes inversiones en tecnología y sostenibilidad en la sede de Friburgo, de manera que la planta principal aún produce alrededor del 70 % de todos los hilos que se venden.
Con numerosas filiales en todo el mundo y una red de distribución de alcance internacional, MADEIRA es hoy en día una de las empresas más importantes del sector.

MADEIRA Un viaje en el tiempo

Madeira es un grupo de empresas de gestión familiar que tiene su sede principal y sus centros de producción en Friburgo, Alemania. Madeira se fundó en 1919 con el nombre Burkhardt & Schmidt Garnfabrik. En un primer momento, la empresa Burkhardt & Schmidt producía hilos de algodón para costura. La producción de hilos de bordado no comenzaría hasta años más tarde.
A finales de la década de 1950, el hijo del fundador Rudi Schmidt tuvo la idea de desarrollar un hilo de rayón para bordar. Quería hacer realidad un hilo para bordado a máquina que tuviera el brillo del rayón. Para lograrlo fue necesario crear un nuevo tipo de hilo, ya que por aquel entonces el rayón únicamente se utilizaba para la fabricación de tejidos exclusivos.
En la década de 1960 la empresa continuó investigando y desarrollando tecnologías para la fabricación de hilos de rayón, ya que esta materia prima resultó ser ideal para el bordado a máquina. Hasta la fecha no se ha desarrollado ningún otro hilo de bordar que tenga un brillo y una sedosidad tan extraordinarios como los de los hilos MADEIRA. La empresa perfeccionó su hilo de rayón para bordar a máquina y lo llamó "Madeira CLASSIC". Madeira fue la primera empresa del mundo en lanzar con éxito al mercado un hilo de alta calidad 100 % rayón para la industria del bordado.
En 1975, tras el éxito internacional del hilo Madeira CLASSIC, la empresa Burkhardt & Schmidt Garnfabrik pasó a llamarse "Madeira Garnfabrik". El nombre procede de la isla portuguesa de Madeira, famosa por sus exquisitos bordados. Antiguamente, los bordados artísticos de Madeira se exportaban a dinastías reales de toda Asia y Europa.
Por esta época la tercera generación de la familia, los gemelos Michael y Ulrich Schmidt, asume la dirección de la empresa, hasta hoy. Bajo su batuta, Madeira se ha convertido en un actor global con numerosas filiales en todo el mundo.
Madeira desarrolló "Neon", el primer hilo de poliéster fluorescente para bordados, entre otros para chaquetas de seguridad. Posteriormente la gama de colores Neon se amplió y el hilo pasó a llamarse "Polyneon", un hilo de poliéster especialmente diseñado para el bordado de tejidos sujetos a un fuerte desgaste y prendas que se lavan con mucha frecuencia.
Madeira continuó desarrollando nuevos productos y en la década de 1980 se convirtió en uno de los fabricantes de hilos de efecto e hilos de bordar de alta calidad más importantes de Europa. Lanzó al mercado un surtido exclusivo de hilos de bordar e hilos metalizados. como el "FS 40" o el "Supertwist", un hilo brillante muy utilizado en la alta costura.
Durante esa época, los hermanos Schmidt modernizaron y ampliaron los centros de producción de Friburgo. Hoy en día, Madeira es una de las empresas fabricantes de hilos más modernas y eficientes del mundo, y posee una de las tintorerías para hilos más avanzadas y sostenibles de Alemania.

El Grupo Madeira es una empresa familiar de alcance global con una plantilla de 400 empleados en todo el mundo y varias filiales en Europa, Estados Unidos y Asia. La sede principal y sus centros de producción continúan estando en Friburgo, Alemania.